MARIYA LASITSKENE: “NO IR A RÍO 2016 FUE DURO, INCOMPRENSIBLE Y DECEPCIONANTE”

Nuestra protagonista de hoy no ha sido olímpica aún, a pesar de que tendría que haber participado ya en unos Juegos, los de Río 2016, y muy probablemente haber salido de ellos con una medalla colgada al cuello, cuando no la de oro. No se lo impidió una lesión, enfermedad, maternidad ni sanción por dopaje, aunque la causa está íntimamente ligada a esta última cuestión. A Mariya Lasitskene, la posiblemente mejor saltadora de altura actual en el mundo, le impidieron participar por un asunto burocrático en el que ella “pagó el pato”: la sanción conjunta al atletismo ruso por sus numerosos casos de dopaje. Dopaje en el que ella nunca ha incurrido, al menos no le ha sido detectado.

En el Mundial previo a los Juegos, el de Pekín 2015, ganó el oro, que refrendó en el siguiente, ya pasados los Juegos, en el Mundial de Londres 2017. Medallas que se unen a las de Mundiales en pista cubierta, Europeos, etc. Demuestra Lasitskene, por tanto, estar cuanto menos entre las mejores del mundo de su especialidad.

Una vez concretada su no participación en Río 2016 la rusa saltó en una competición paralela por esas mismas fechas en su país 2.00 m. Con ella habría ganado hipotéticamente la medalla de oro de haber acudido a los Juegos. Pero Mariya no estuvo y esa medalla nunca llegó a su posesión. Tuvo que esperar unos meses a que la IAAF la dejara participar como atleta neutral y como tal ha estado arrasando, llegando a saltar 2.06. Ello le acerca a plantearse incluso superar el récord mundial de la búlgara Stefka Kostadinova, de 2.09, que cumple ya la friolera de 31 años. “Batir su récord era algo que al principio no me planteaba.  Antes no pensaba en ello”, ha declarado Lasitskene.

Rincón Olímpico tuvo la oportunidad de charlar con la saltadora rusa y profundizar en el espinoso asunto de su ausencia en Río 2016. Con tranquilidad pero con amargura, nos habló del asunto: No ir a los Juegos Olímpicos fue muy duro para mí, además de ser algo incomprensible y un asunto desagradable. Supuso una gran decepción para mí. Me tocó pagar por errores ajenos. Considero que nunca debió de ocurrir eso”. La saltadora da una razón de peso por la que nunca tendría que haber pasado por eso: “Yo nunca me he dopado, he cumplido siempre con el reglamento y aun así he pagado por ello. Para mí el atletismo no es un hobby, es mi vida. Los entrenamientos, las competiciones, son mi día a día. Es la gran labor de mi vida. Pero unas cuantas personas decidieron que podían decidir mi futuro y ha sido de una forma muy dura y hasta cruel”. Pese al revés sufrido, Lasitskene nunca se dio por vencida: “Nosotros nunca nos obstinamos ni bajamos los brazos. Seguimos trabajando y viviendo como antes, haciendo nuestra labor hasta el final. Ahora a nadie se le escapa que soy líder del salto de altura”.

Mariya Lasitskene, que reconoce no haber seguido su prueba de los Juegos de Río por televisión alegando “estar entrenando mucho esos días”, aunque intuimos que fueron otras las razones, alaba no obstante a la campeona final, la española Ruth Beitia: “Es vuestra heroína, una deportista estupenda. Siempre es una persona muy positiva y agradable”. No abandonamos el delicado tema de los Juegos de Río. Mariya nos confiesa: “Nunca dije que iba a ganar una medalla en Río, sino que iba a participar y dar lo mejor de mí para intentar conseguir una medalla. Desde dos años antes de los Juegos estaba preparada”.

Aunque lleva meses pudiendo participar como atleta neutral ahora su objetivo, o más bien su sueño, su esperanza, es poder hacerlo como participante de su país: “Cumplimos con todo lo que nos piden y esperamos que pronto se resuelva este asunto a nuestro favor. Nunca pierdo la esperanza, no lo he hecho los últimos tres años. Espero que desde ya el verano de 2018 pueda competir como rusa. Para nosotros es muy importante”. Y siempre, en lontananza, contemplando la siguiente cita olímpica en Tokio: “Queda tanto tiempo hasta los siguientes Juegos Olímpicos que aún no me centro en ellos. Me ocupo del día a día. Por supuesto en este cuatrienio es ese nuestro objetivo”. Esperemos que, por el bien del atletismo y no solo de ella, pueda participar en Tokio 2020 para que en ellos veamos a los mejores atletas del momento, atletas dentro siempre de la limpieza que se les espera y exige.

Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .