LAS AUSENCIAS DE PYEONGCHANG 2018

Retiradas, lesiones y sanciones provocarán las ausencias de notables deportistas en los Juegos de Pyeongchang. En algunos casos es ley de vida, en otros, son fruto de desagradables causas, algunas de ellas de ultimísima hora. La sanción a deportistas rusos, en muchos casos medallistas en los inmediatamente anteriores Juegos Olímpicos de Sochi, aparte de provocar un caos burocrático a pocos días del comienzo de los Juegos, privará a Pyeongchang 2018 de algunos de los, en teoría, mejores deportistas. A cambio, aportará una limpieza que fue el elemento más ausente de la anterior cita olímpica.

Antes de meternos con ese problemático apartado veamos qué grandes aspirantes a medalla no estarán por otras razones:

El esquí alpino, sobre todo el estadounidense, verá como dejarán de defender sus colores grandes figuras del pasado, recientemente retiradas, como Julia Mancuso (cuatro medallas en Juegos, retirada en enero de 2018) o Bode Miller (con seis medallas olímpicas, retirado en octubre de 2017). Más triste, aunque de menor relevancia por sus resultados, es la ausencia de la esquiadora italiana Elena Fanchini, a la que se le descubrió un cáncer en las últimas Navidades.

Aún más penosa en la ausencia, en la categoría de freestyle cross, de la gran campeona sueca Anna Holmlund de cuya grave caída en un entrenamiento hace poco más de un año mantuvo cinco meses en coma y, aunque parcialmente restablecida, sus condiciones vitales han sido altamente mermadas. Sin embargo, es incluso más triste el caso del piloto de bobsleigh de Estados Unidos Steven Holcomb cuya repentina muerte en mayo pasado, en el centro de entrenamiento de Lake Placid donde estaba con su selección, ha descabalado, cuanto menos, los planes de los equipos olímpicos de su país tanto en bob A 2 como bob A 4, con los que participaba este tres veces medallista olímpico, plata en las dos disciplinas en los más recientes Juegos.

Bode Miller

A veces las ausencias las determinan los cuadros técnicos, que tienen la última palabra para decidir qué deportista o equipo tomará parte en los Juegos. Ese ha sido el caso de el veterano dúo italiano de luge compuesto por Christian Oberstolz y Patrick Gruber, que no podrán cumplir la que sería su quinta experiencia olímpica. Los dos son víctimas de la competencia dentro de su propio país, la misma que provoca que algunos deportistas de nivel se queden fuera de los elegidos al pertenecer a potencias con numerosos atletas destacados. Es la historia de siempre, que afecta, por ejemplo, a atletas alemanes de la combinada nórdica o el luge o, incluso, a la gran figura de siempre de toda la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno: el biatleta noruego Ole Einar Bjørndalen, quien no pudo obtener plaza dentro de su potentísimo equipo debido a los insuficientes resultados en la actual Copa del Mundo. Unos Juegos sin Bjørndalen, trece veces medallista a lo largo de cinco Juegos Olímpicos, no serán los mismos.

Sería muy largo detallar la ausencia de los atletas rusos sancionados, pero sí subrayaremos la inclusión de última hora en esa lista de una de las mayores estrellas que ha tenido el deporte del short track, sorprendente porque nunca se ha visto involucrado en casos de dopaje. Se trata del ex coreano nacionalizado ruso Viktor Ahn, ocho veces medallista, medallas de entre las que destacan cuatro oros en Sochi.

Viktor Ahn. Foto de Clive Mason/Getty Images

En patinaje artístico ha llamado la atención una ausencia que no es ni mucho menos reciente, sino que prácticamente cubre todo el ciclo olímpico. Hablamos de la que se proclamó campeona, no sin polémica, en Sochi 2014: Adelina Sotnikova. Su nombre planeó sobre un posible caso de dopaje, del que nunca llegó a ser acusada formalmente. En cualquier caso, pocos éxitos ha cosechado tras su triunfo olímpico. Apenas un tercer puesto en la Copa Rostelecom de 2015. Nada más. Pese a pasar a ser entrenada por el gran Evgeni Pluschenko, esta última temporada, tras meses de ausencia, ha decidido dar por terminada su carrera. Sotnikova, pues, ha pasado a ser quizá la campeona olímpica con más breve carrera, lo que subraya las sospechas de su oro en Sochi, altamente contestado por el mundo del patinaje.

En esta edición olímpica el hockey sobre hielo resultará un torneo descafeinado, tras la decisión de la más potente liga de este deporte –la NHL norteamericana- de no permitir la presencia de sus jugadores, componentes no solo de las selecciones de Estados Unidos y Canadá, sino de otras de potentes selecciones europeas, cuyos mejores jugadores están presentes en la liga americana. Ello dejará cojo el torneo, que desde hace varias ediciones contaba con los mejores jugadores al decidir la NHL paralizar su campeonato durante los Juegos. Este hecho dejará más abiertas las posibilidades de selecciones sorpresa. Es su gran oportunidad para acceder al podio.

Seguro que dejamos en el tintero otros aspirantes a medalla que, por cualquiera de las razones expuestas arriba, se perderán la cita de Pyeongchang, pero en esta lista hay nombres muy destacados -sin adentrarnos en la larga lista de campeones rusos, cuya ausencia o presencia no está totalmente asegurada debido a motivos judiciales de última hora que podrían permitirles participar finalmente-.

Adelina Sotkikova

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino a Pyeongchang y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s