SHAUN WHITE: EL ICONO DEL HALFPIPE EN SU MEJOR FORMA PARA PYEONGCHANG

Se trata de mucho más que un campeonísimo del deporte, incluyendo los Juegos Olímpicos. Shaun White es un icono. Casi se le puede considerar parte del firmamento de las estrellas de rock. En Pyeongchang cumplirá sus cuartos Juegos en snowboard, siempre en la modalidad de halfpipe (aunque ha probado también otras, como la olímpica de slopestyle). En la ciudad surcoreana será, a sus 31 años –y enfrentándose a rivales que no habían nacido cuando él ya competía-, el máximo favorito porque se ha clasificado por la puerta grande: consiguiendo un 100, puntuación máxima, en la penúltima prueba clasificatoria.

Y eso que Shaun nació con un defecto congénito en el corazón que obligó a que le operaran a corazón abierto antes de cumplir un año. Desde muy pequeño ya demostró aptitudes físicas y pasión por el deporte. Empezó empero con el skateboard, tratando de emular a su hermano mayor. Se pasó pronto al snowboard, ganado su primera competición con solo siete años de edad. La estancia en las montañas más cercanas –en su caso, las de San Bernardino- suponían un coste que los padres de Shaun, modestos trabajadores siendo camarera su madre y trabajador del departamento de agua su padre, no podían sufragar. Por ello compraron una furgoneta usada donde dormían cuando acampaban en la montaña.

Con 13 años Shaun White ya era profesional y con 16 se convirtió en el ganador más joven del Open de Estados Unidos. Cuando ganaba, tenían que sustituir el tradicional champán por sidra en la habitual botella de celebración de ganadores. Sus triunfos, desde entonces, han sido tan numerosos que se resumen en los siguientes datos: en el único atleta en haber ganado Juegos Olímpicos y a la vez haber ganado en los prestigiosos X-Games (que reúnen a los mejores deportistas de los llamados “deportes de riesgo juveniles”) tanto de invierno como de verano, ya que no ha abandonado el skateboarding; ganador en diez ocasiones de los prestigiosos Premios ESPY otorgados por la cadena de deportes ESPN al Mejor Atleta de deportes de acción y Mejor Atleta olímpico de Estados Unidos; el único en ganar 15 medallas de oro en los X-Games…¿seguimos?

Foto de AP Photo/The Canadian Press, Sean Kilpatrick

Lo de estrella de rock lo decimos también por su pasión hacia esta música. No es raro verle en la portada de la revista “Rolling Stone” o incluso tocando con su grupo Bad Things, con los que ha grabado un disco. La perfecta unión para él: música y snowboard la consigue en una de sus creaciones, al poner en marcha el festival Air+Style, con el que pretende ayudar a los riders  creando más competiciones con premios más valiosos, para que de esta manera se puedan ganar la vida con el deporte. El festival, huelga decir, combina competición con actuaciones musicales de los grupos más punteros.

Antes de entrar en otras facetas de White tenemos que hablar sobre su andadura olímpica, casi impecable. En Turín 2006 ganó el oro cuando estaba lejos del podio tras la primera ronda. En Vancouver 2010, sin embargo, su alta nota en la primera ronda fue suficiente para darle el título olímpico. Sin embargo, mejoró su nota en la segunda ronda, ampliando su ventaja sobre el segundo. En Sochi solo fue cuarto, pero protagonizó un hecho que le redime del “mal” resultado. Aparte de ser, de entre todos los deportistas olímpicos compitiendo en Sochi, del que más se habló en la red social de Facebook, lo que nos importa es el gesto que tuvo con unos niños, enfermos de leucemia, que viajaron desde Florida para verle. White se saltó el protocolo, saltó una valla y chocó la mano de los dos pequeños. Ese simple gesto probablemente significó mucho para ellos. Porque este extraordinario deportista está muy sensibilizado con las causas humanitarias. Sin ir más lejos, ha hecho realidad desde 2008 17 deseos de niños enfermos para la fundación Make –A- Wish.

Finalmente señalar el carácter de emprendedor de este campeón, creador de su propia linea de ropa en una empresa de la que su madre está al frente. Su ropa está a la venta en Macy´s, el gran almacén más popular de su país. Tras Pyeongchang su próximo objetivo no está puesto en los siguientes Juegos Olímpicos de invierno…sino en los de verano, ya que White quiere acudir a Tokio 2020 en el debut como deporte olímpico de su amado skateboarding. El último detalle que faltaría para su completa vida.

Foto de Lucas Jackson/Reuters

Actualización: En los Juegos de Pyeongchang Shaun White volvió a conseguir el oro, su tercero en Juegos Olímpicos, lo que le convierte en el primer rider en conseguir tres oros en el halfpipe

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino a Pyeongchang y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s