IAN LARIBA: LA ABANDERADA FILIPINA EN RÍO QUE HA MOVILIZADO AL MUNDO DEL TENIS DE MESA

Lo más probable es que su nombre no entre en los anales del olimpismo, aunque bien es cierto que cuenta con el honor de haber portado la bandera de su país en la ceremonia de apertura de unos Juegos Olímpicos, en su caso los de Río, entrando de esa forma en un club relativamente reducido de deportistas abanderados olímpicos. Ian Lariba pertenece a un país pequeñito en resultados olímpicos –Filipinas- y practica un deporte de los considerados “minoritarios” –el tenis de mesa-. No ha ganado nada importante fuera de su país, donde sí se la consideraba una estrella en ciernes y, desde luego, la atleta más destacada de ese deporte en el archipiélago asiático. Lariba, sin embargo, ha llegado a hacerse conocida en el mundo entero, aunque no como a ella le hubiera gustado, ganando competiciones.

Su carrera iba in crescendo: primer atleta filipino en clasificarse para unos Juegos Olímpicos en el deporte del tenis de mesa (aunque fuera eliminada en la ronda preliminar), portador de la bandera de su país en la ceremonia inaugural…En la primavera de 2017 iba a participar en el Mundial que se disputaría en Dusseldorf, Alemania, pero no llegó. Celebrándose dicho campeonato se hizo público su estado de salud en un comunicado oficial: Lariba padecía leucemia, en concreto leucemia mieloide aguda. Naturalmente, su carrera sufriría un parón obligado. Lo importante era recuperarse. Desde el Mundial infinidad de compañeros y rivales le mandaron mensajes de ánimo. Todo el mundo del tenis de mesa se volcó con la filipina, de solo 23 años. En su país, muchos deportistas de la universidad De La Salle, universidad por la que ha competido Lariba y a la cual ha brindado muchos triunfos, se movilizaron para donar sangre tipo 0, al que pertenece la jugadora. También las instituciones oficiales se han movido para ayudar en todo lo posible a la joven filipina. Para empezar, la Federación Internacional de tenis de mesa realizó un llamamiento global a toda la comunidad de su deporte para ayudarla. Para lograr fondos para su tratamiento se creó una subasta de artículos de grandes figuras de este deporte, como la bola de la final de Río 2016 firmada por Ma Long, el número 1 del ránking mundial. Igualmente se subastó la raqueta firmada de Ding Ning, la mujer mejor situada en la clasificación mundial.

La triste situación de Ian Lariba ha traído, no obstante, el lado positivo que el mundo del deporte enseña en sucesivas ocasiones: la solidaridad, unidad y generosidad de los deportistas, desde el gran campeón hasta el simple aficionado. Los hashtags de apoyo a la jugadora #SupportLariba y su equivalente tagalog #KayaMoYan (que significa algo así como “Puedes hacerlo”) se convirtieron en virales y se concretizaron tanto en ayudas económicas como en mensajes de apoyo, que de ambos necesita Lariba. Aunque la noticia cayó como un mazazo en su equipo nacional, desalentado en los Juegos del Sureste Asiático que tuvieron lugar en agosto, sí pidió la presencia de Lariba, esta vez como animadora de sus compañeros en lugar de principal jugadora.

Deseando una recuperación total de la filipina podemos congratularnos del vuelco, una vez más, del mundo del deporte en ocasiones como esta.

Foto de Alkis Konstantinidis, Reuters

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s