DEPORTISTAS QUE COMPITIERON EMBARAZADAS EN JUEGOS OLÍMPICOS…Y ALGUNAS GANARON

Cuando una campeona (también olímpica, en cuatro ocasiones) anuncia en pleno apogeo de su carrera que está embarazada su modalidad deportiva tiembla. Si además confiesa que ganó algún campeonato importante en ese estado, es noticia. Si encima ganó encinta una medalla olímpica, es vox populi general. La declaración de la número uno del tenis Serena Williams de que ganó embarazada –de dos meses- el último Open de Australia (una de las cuatro mayores competiciones de todo el año) ha llamado la atención, pero no es el único caso. Vamos a repasar a olímpicas –algunas de ellas medallistas, otras incluso campeonas- que compitieron en la máxima competición deportiva embarazadas:

-El caso que más nos llama la atención es el de la sueca Magda Julin, que se proclamó campeona olímpica y en un deporte incluso de riesgo al poder producirse caídas sobre el duro hielo. Estamos hablando del patinaje artístico. Claro que fue en los lejanos Juegos de 1920 disputados en Amberes, cuando el patinaje no estaba lo suficientemente evolucionado como para realizar los peligrosos saltos que se hacen hoy en día, pero es indudable el mérito que tuvo Julin compitiendo embarazada de cuatro meses ¡y ganando el oro! La sueca siguió patinando incluso con 90 años.

-La estadounidense Kerri Walsh también se proclamó olímpica en un deporte muy físico y exigente: el volley playa. Ocurrió en los mucho más cercanos Juegos de Londres 2012. Allí ganó su tercer oro, estando embarazada de cinco semanas de su tercer hijo y, no solo eso, sino que tras la retirada de su pareja ella quiso seguir compitiendo para llegar a Río 2016, de donde salió con medalla, aunque esta vez fuera de bronce. Es indudable que Walsh es una luchadora nata y está hecha de otra pasta; un embarazo no iba a suponerle un impedimento o una razón para renunciar a su sueño olímpico.

Foto de Ryan Pierse/Getty Images

-Otra campeona olímpica en estado es Dana Vollmer. Solo meses después de acabados los Juegos de Río, en los que ganó un oro, una plata y un bronce, la nadadora estadounidense confesó que compitió en la ciudad brasileña estando embarazada ni más ni menos que de seis meses. Vollmer había decidido anteriormente hacer una pausa en su carrera tras proclamarse campeona en Londres 2012 para tener a su primer hijo, pero en el caso de este segundo embarazado la campeona decidió que no se iba a perder la cita de Río. Para ella entrenar era una distracción durante sus meses de embarazo. Sí que es verdad que la natación es un deporte incluso aconsejable para las embarazadas, pero competir para ganar en unos Juegos Olímpicos supone otras exigencias.

Foto de Dominic Ebenbichler/Getty Images

-Los recientes Juegos de Río parece que estuvieron llenos de deportistas en estado. Por Puerto Rico participó en el deporte de voleibol (otro deporte muy exigente a nivel físico, pero no de contacto) Diana Reyes. Su caso fue más curioso. Poco antes de los Juegos Reyes sufrió un accidente de coche en su país. Durante el examen médico posterior se descubrió que estaba encinta, dato éste que la propia Diana desconocía. La jugadora informó a su seleccionador sobre el caso, aunque ya en Río, con el convencimiento que nada podía impedirla jugar, ni siquiera el tan traído y llevado virus del zika, culpable de que la Organización Mundial de la Salud desaconsejara viajar a Brasil a mujeres embarazadas. Por cierto, que mucho dio que hablar su colega de profesión la brasileña Fabiola, que no quiso perderse “sus” Juegos de Río tras ser madre en mayo.

Foto de Straffon Images

-La deportista que sin duda ha competido con el estado más avanzado de gestación en unos Juegos Olímpicos ha sido la malaya Nur Suryani Taibi, quien lo hizo en los de Londres 2012 en el deporte del tiro, de ocho meses. Tuvo que renunciar, eso sí, en la modalidad de carabina de 50 metros desde tres posiciones porque una de ellas supone disparar tumbado boca abajo. La tiradora llegó a replantearse su participación, pero el sueño olímpico pesó más. Se enteró de su embarazo dos días antes de realizar la prueba que la clasificó para los Juegos. Para entrenar tuvo que modificar la postura y llegó a afirmar que el embarazo mejoró su precisión.

Foto de Rebecca Blackwell/AP

-Vamos con deportes de invierno: ¿piensan que de ninguna de las maneras una embarazada puede practicar el skeleton (trineo boca abajo en una pista a toda velocidad)? La alemana Diana Sartor opina que sí es posible y así lo llevó a cabo en los Juegos de Turín de 2006. Sartor venía de ser campeona mundial dos años antes. En la cita olímpica casi consiguió subir al podio, quedándose tan solo a 0.28 segundos del mismo. Estaba embarazada de nueve semanas.

-La canadiense Kristie Moore ganó la medalla de plata en Vancouver 2010 de curling cuando su embarazo iba por el quinto mes. Bien es cierto que fue de suplente, pero llegó a jugar durante los Juegos, concretamente contra la poderosa Suecia.

Foto de Nathan Denette/The Canadian Press/AP

-Dejamos para el final al mito, a la leyenda que fue la corredora holandesa Fanny Blankers-Koen, que hizo historia con sus gestas en los Juegos de Londres 1948, donde ganó cuatro meritorios oros, embarazada de su tercer hijo. Por algo la llamaban la “mamá voladora”.

¿Aún piensan que el sueño de ser olímpico no es lo suficientemente poderoso? ¿o que las mujeres rinden menos estando embarazadas?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s