PEDER FREDRICSON, PLATA EN SALTOS DE HÍPICA EN RÍO: “ESTA MEDALLA ES UN PREMIO A TODA MI CARRERA”

Peder Fredricson es heredero de la tradición sueca en la hípica. No es de extrañar que ya cuelguen sobre su cuello dos medallas olímpicas, ambas de plata: una por equipos en los Juegos de Atenas 2004 y otra individual en los más recientes de Río 2016. Lo que es más curioso es que participara en otros Juegos –en este caso, sus primeros- con solo 20 años en la ya algo lejana cita olímpica de Barcelona pero en otra competición hípica: la de concurso completo. 24 años han pasado, pues, desde su primera experiencia olímpica a la más reciente y ahora la disfruta más que nunca, según nos contó en una entrevista exclusiva: En Río he disfrutado de mi mejor experiencia olímpica porque estaba más relajado y organizado. Según vas adquiriendo experiencia cada vez te puedes relajar más y disfrutar más de la competición. Sigues teniendo que estar centrado en tu objetivo, pero es más fácil relajarte”.

En Río disfrutaría, pero no se pudo relajar tanto porque le tocó vivir un emocionantísimo desempate ya que hasta seis jinetes habían acabado con cero puntos en el concurso de saltos. En el desempate final sólo el sueco Fredricson y el británico Nick Skelton acabaron con otro cero al no haber derribado ningún obstáculo, pero Skelton fue algo más veloz y ganó al escandinavo por tiempos. Pese a que le pudo haber quedado un regusto amargo,  Fredricson, se mostró muy contento con la forma en que mi caballo saltó. Todo salió muy bien, quizás un poquito demasiado lento en el desempate, pero por el resto me siento muy feliz de cómo salió todo. Fue estupendo”. Sin embargo, reconoce que “fue un poquito decepcionante estar tocando el oro y luego no alcanzarlo, pero me siento igualmente feliz con mi medalla, en cualquier caso. Si pudiera hacerlo de nuevo iría un poco más rápido en el desempate pero de esa manera igual acababa tirando uno o dos obstáculos. Así es el deporte. En esta ocasión fui un pelín lento para conseguir el oro pero soy extremadamente feliz con mi medalla de plata”. Y es que a Río Peder Fredricson fue a por lo máximo: “Mi objetivo antes de Río era conseguir el oro. Casi lo logro. Ya había conseguido una medalla de plata antes, en la competición por equipos”.

El jinete sueco reconoce que de niño no soñaba ni remotamente en conseguir una medalla olímpica. Es más: ni se veía participando en unos Juegos. Simplemente eligió el deporte de la hípica porque le gustaban los caballos, pero no se visualizó nunca cabalgando en la máxima cita deportiva. En sus comienzos no se dedicó a las pruebas de saltos, sino a la exigente prueba del concurso completo, donde los participantes tienen que demostrar sus habilidades en la doma, los saltos y el campo a través. Así, fue el jinete sueco más joven en participar en esa modalidad en unos Juegos Olímpicos –los de Barcelona 92- .

Seguramente influyó en su elección sobre qué deporte practicar el hecho de que su padre fuera veterinario. Su hermano también se ha dedicado a la hípica. Aunque de niño no se viera en unos Juegos Olímpicos el sueño de una medalla sí que le persiguió una vez que empezó a dedicarse al deporte: “Ganar una medalla olímpica es algo muy grande. Lo veo como un premio a toda mi [dilatada] carrera”. Como participante y como espectador, Fredricson no se ha perdido varias de las citas olímpicas en años recientes. Comparándolas nos confesó que “en Londres no competí, aunque puede que el entorno fuera más bonito, pero en Río estaba mejor para los caballos, con más espacio”. Como el resto de los jinetes que compitieron en Río, muestra satisfacción total por la organización de este evento concreto en la ciudad brasileña, lejos de las críticas que haya podido haber en otras modalidades deportivas: “En cuanto a la organización en Río a mí personalmente me pareció estupenda, creo que fue superior. Los establos para los caballos, por ejemplo, eran muy buenos”.

Lo que está fuera de toda duda es que Peder Fredricson es un claro ejemplo de disfrute de una medalla olímpica con 44 años, como si de un reconocimiento a su carrera se tratara, como él mismo nos reconoció. Otra manera de vivir los éxitos olímpicos.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s