LA PATINADORA FINLANDESA KIIRA KORPI: “LOS JUEGOS OLÍMPICOS SON MÁS QUE UN EVENTO DEPORTIVO”

Aunque en su momento no le hiciera mucha gracia, la patinadora finlandesa Kiira Korpi siempre será recordada por su gran belleza y dulzura, así como por su elegancia sobre el hielo. No en vano en su país la llamaron Jääprinsessa (princesa de hielo), ganando todos los concurso de belleza entre patinadores que, a sus espaldas, organizaban los periodistas que seguían los diferentes campeonatos. Ahora Korpi, retirada de la competición bromea sobre el asunto: En cierto momento de mi carrera estaba un poco cansada de ser siempre la “cara bonita” pero ahora que me hago “mayor” me alegra cuando alguien me lo dice”. Kiira no fue en el patinaje ni mucho menos solo una belleza rubia sobre el hielo. Tres veces medallista en campeonatos de Europa, respiró el espíritu olímpico desde pequeña en su casa, pues su padre entrenó la selección femenina finlandesa de hockey hielo que subió al tercer peldaño del podio en los Juegos Olímpicos de Nagano 98: “En mi casa se respiraba el ambiente olímpico desde siempre. En Finlandia todo el mundo sigue los Juegos Olímpicos de Invierno, también los de verano pero en los de Invierno tenemos un buen historial habiendo ganado muchas medallas. El hockey sobre hielo es el mayor deporte en Finlandia. Yo particularmente  es uno de los que más he seguido. Es genial haber tenido un padre “mostrándome el camino” olímpico, de alguna manera. La pena es que no hemos coincidido en ninguna edición olímpica juntos”.

Aunque no coincidiera con su padre, Kiira sí que fue olímpica, en dos ocasiones bien distintas para ella: en las ediciones celebradas en Turín 2006 y Vancouver 2010. Habló en exclusiva a Rincón Olímpico sobre las mismas: “Mi primera experiencia olímpica fue cuando solo tenía 17 años y llegó como una sorpresa en cierto modo. Yo estuve intentando clasificarme, pero sabía que había otras patinadoras más mayores y experimentadas que yo, pero fui muy feliz al poder clasificarme. En mis primeros Juegos todo era nuevo para mí. No había ni siquiera competido aún en un Mundial senior, así que fue la primera vez en mi vida en que vi a todos los mejores patinadores del mundo y no solo patinadores, sino de otros deportes. Y tenía solo 17 años, así que estaba como alucinando”.

019_crop

Fruto de aquella inexperiencia y joven edad Kiira vivió una circunstancia singular que recordará el resto de su vida: “En Turín estaba nerviosísima antes el programa largo. Temblaba, intentaba comer, pero no me sentía bien, entonces fui a comer y en mi mesa estaba sentado todo el equipo masculino finlandés de hockey hielo y uno de sus jugadores más veteranos, Teppo Numminen- que era muy famoso y una leyenda en Finlandia-, me dijo: “Kiira: escúchame, no tienes que preocuparte, simplemente haz tu programa” y yo alucinaba, pensando: “¡Estos jugadores de hockey me están hablando y no me conocían de antes y me hablan como si fueran mi padre!”. Ellos realmente me ayudaron con sus palabras”.

La cita olímpica siguiente, la de Vancouver, fue bien diferente para una mucho más experimentada Korpi: “En Vancouver fue estupendo. Estuve más centrada, saliendo al hielo para tener un buen resultado. Como esta vez sentí más presión creo que puedo decir que disfruté más mis primeros Juegos, porque estaba más relajada y era muy joven”. La patinadora finlandesa también trató de ser olímpica en Sochi 2014, pero una lesión en el talón de Aquiles se lo impidió. Y es que, como ella misma dice: “la última parte de mi carrera sí que estuvo llena de lesiones”.  Las múltiples lesiones provocaron una retirada en exceso temprana de Korpi, aunque no está ni mucho menos apartada del patinaje, pues ahora se dedica, como muchos de sus ex compañeros, a actuar en espectáculos de este bello deporte por todo el mundo: “Es genial practicar un deporte que te permite seguir en él sin tener que competir. En esta etapa de mi carrera he podido hacer una especie de transformación de atleta a artista y “entertainer”. Ahora está bien que no tenga que competir, así que es más fácil para mí. Incluso mi cuerpo se siente más sano [sin forzarlo tanto al tener que competir]”.

Ahora seguramente disfrute con más tranquilidad y menos presión de su deporte, pero recuerda con cariño ese espíritu olímpico que vivió desde niña, cuando su padre ganaba una medalla olímpica siendo Kiira una niña de diez años: “[Los Juegos Olímpicos] es el mayor evento deportivo en el que puedes participar; es algo más que un evento deportivo: une a diferentes países y culturas, incluso algunos países que están en guerra compiten juntos de una manera amistosa en unos Juegos Olímpicos. Me siento una privilegiada por haber podido experimentarlos”.

311_crop

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s