EL PRIMER RECUERDO OLÍMPICO DE LOS CAMPEONES DEL DEPORTE III

Como se ha dicho hasta la saciedad, la visión de unos Juegos Olímpicos por televisión puede marcar el futuro del niño que ve, desde el otro lado de la pantalla, los triunfos, las gestas y también por qué no, los fracasos de los que ya eran sus ídolos o pronto se convertirán en ellos. Pueden marcar su decisión de practicar un deporte determinado o de continuar con el que habían empezado hacía poco, dada su tierna edad. Es un nexo común a todos los deportistas con los que hemos hablado. Lo único que variará en sus recuerdos olímpicos será la edición olímpica que les marcó, según la edad que tengan. En lo que sí suelen coincidir todos es que su primer recuerdo olímpico coincide con el deporte en el que luego han destacado.

El jinete Nick Skelton, oro por equipos en su propio país en la edición de Londres 2012 e individual en la más reciente de Río 2016 nos confesó que su primer recuerdo olímpico se remonta a Los Juegos de Méjico. Recuerdo ver los saltos de hípica allí cuando tenía once años, sobre todo Marion Coakes, británica, que consiguió la plata”. Por cierto, que la memoria del por entonces niño no recuerda que la medalla de bronce fue para otro compatriota suyo, en este caso David Broome.

Otro saltador, pero de trampolín, el español Javier Illana, quedó impactado por dos monstruos de su deporte: el épico Dmitri Sautin y cierto saltador chino. Ocurrió en “los Juegos de Atlanta 96. Empecé en el 94 a saltar. En Atlanta vi fundamentalmente los saltos, donde tenía muchos ídolos: el chino Xiong Ni se llamaba, el ruso también [Sautin]. Bueno, los doce que estaban, que luego he visto competir en primera persona porque llegué a competir ya con ellos, lo que me produjo muchos nervios y emoción, algo espectacular”. Esa es una suerte que ha tenido Illana y de la que han podido gozar otros deportistas.

Foto de Ruediger Fessel/Bongarts/Getty Images

Foto de Ruediger Fessel/Bongarts/Getty Images

Está claro que, si preguntamos entre los deportistas españoles, la edición celebrada en Barcelona será la más determinante. A los medallistas actuales les pilló en su infancia. La haltera Lydia Valentín nos lo narra así: “Mi primer recuerdo olímpico fue de Barcelona 92. Me gustaba todo en general. Me gustaba ver deporte y me quedaba pasmada viendo cualquier tipo de deporte porque he sido una niña bastante deportista que ha practicado diversos deportes y cualquiera me gustaba. De Barcelona 92 me impactó el evento en sí, en mi propio país. Yo era bastante pequeña, pero todo el mundo hablaba de él. Todo eso hizo que también me interesaran más los deportes. Es decir, los Juegos de Barcelona fueron un impulso para los niños de esa generación, animó a niños a practicar deporte”. Idea ésta que apunta la plurimedallista que han corroborado otros. Al taekwondista Joel González le llamó la atención un momento en particular: Por toda la repercusión que tuvo, el lanzamiento del arco de Barcelona 92”. Le debió marcar, pese a los escasos ¡tres años! que aún estaba a punto de cumplir por aquel entonces.

Foto de Cordón Press

Foto de Cordón Press

Otro ejemplo de que la competición que más atrae es la que ya se practica nos lo dan los patinadores italianos Anna Cappellini y Luca Lanotte, a quien les dejó impresionado en la retina y la memoria la actuación de otra pareja mítica de danza azzurra, la compuesta por Barbara Fusar-Poli y Maurizio Margaglio, que competían por la medalla en Salt Lake City, el primer recuerdo de Cappellini y Lanotte. Anna nos contó: “me acuerdo viendo el libre de noche por la tele junto a mi madre”, a lo que añadió Luca: “fue una pena para ellos y para Italia la caída de él. Antes de la final hubo una polémica por una posible escasez de puntos para los italianos. Luego saltó el escándalo de la final y han cambiado todo el sistema de puntuación. Luego hemos hablado muchas veces con Barbara y Maurizio sobre su final. Al fin y a la postre ellos estaban felices con su bronce”.

Los Juegos Olímpicos no solo son deporte e ídolos. A su alrededor suceden cosas que marcan. Eso le ocurrió al medallista en Los Ángeles 84 Fernando Romay, impactado por “la tragedia de Múnich. Yo creo que esa tragedia elevó a los Juegos e hizo que la gente se interesara muchísimo por ellos, porque en esa época no se retransmitían tanto ni había tanto interés por parte de la opinión pública para transmitirlos”.

Si no de todos los arriba mencionados, seguro que en nuestro caso también nos acordamos de ceremonias de inauguración, polémicas, competiciones y medallistas que se han ganado un espacio en nuestra mente y en, por qué no decirlo, nuestro corazón.

barbara-fusar-poli-maurizio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s