BEBE VIO: LA FUERZA VITAL DE LOS JUEGOS PARALÍMPICOS DE RÍO 2016 QUE HA CAUTIVADO A ITALIA

Siéntense y pónganse cómodos, porque la historia de la atleta protagonista de hoy es de esas que tocan la fibra, que ponen la piel de gallina y que hasta hacen caer alguna lagrimilla de emoción. Ella tiene encandilado a todo un país, que abre la boca con admiración cada vez que la ve competir, ganar, gritar cuando acierta una estocada en su deporte, la esgrima. Un país, Italia, que ha caído a los pies de la jovencísima paratleta Beatrice Vio, más conocida como Bebe.

Vio cuenta solo con 19 años y se acaba de proclamar en Río campeona olímpica. Al hacerlo se ha convertido en la primera persona que lo consigue con cuatro prótesis, en sendos brazos y piernas. Ya había querido ser olímpica en Londres, con cuatro años menos, pero la reservaron por si se hundía al perder con atletas mucho más maduras y experimentadas. ¿Hundirse Bebe? ¡Eso nunca! Es una de las personas más positivas sobre el planeta tierra y eso lo transmite con una facilidad pasmosa, como la que tiene al coger su florete.

Desde los cinco años practicaba la esgrima pero a los once su vida dio un cambio de 180º. Un año antes había sido vacunada contra la meningitis tipo A, pero los médicos determinaron que hasta los 14 años no debería vacunarse de la del tipo B. Doce meses más tarde la niña contrajo una bacteria del meningococo tipo C, cayendo en el caso más grave de dicha enfermedad producido en Italia en décadas (ello tuvo como consecuencia una campaña de vacunación urgente en Italia de 700 niños para que no contrajeran la meningitis). Tratada en diversas localidades, siendo traída y llevada de hospital en hospital, Vio fue víctima de una enfermedad de una forma especialmente feroz y rápida. A los pocos días de contraerla se temió seriamente por su vida. Las hemorragias internas que padeció la llevaron a la amputación de todas sus extremidades, en un intento por salvarle la vida. Estabilizada de esta manera, pasó más de un centenar de días hospitalizada; incluso la tuvieron que someter a cirugía plástica, aunque aún hoy en día se le notan unas acusadas cicatrices en su rostro.

Con prótesis en lugar de sus extremidades comienza a forjar una capacidad de lucha tremenda. Le vendría de familia, porque sus padres crearon una ONG que ayuda a niños con prótesis a integrarse en la sociedad. Ella misma retomó el deporte, primero con la equitación, pero pronto se dio cuenta de que debería seguir con su deporte del alma, la esgrima. Su evolución en la adaptación ha sido continua, empezando sin prótesis y con el florete unido al brazo con una cinta adhesiva. Una vez desarrolladas sus prótesis se convertiría en la primera atleta de Europa en tener el brazo que empuña el arma con una prótesis.

Los éxitos en todos los grandes campeonatos se sucedían, llegando su confirmación con su oro en Río, justo el mismo día en que su compatriota Alex Zanardi ganaba su tercer oro paralímpico a los 49 años. Zanardi era hasta ese momento el paralímpico italiano más notorio y conocido; ahora Bebe Vio ha entrado con fuerza en el corazón de sus compatriotas por su simpatía y carácter de lucha. La joven, que fue la abanderada azzurra en la ceremonia de clausura, ha declarado que “un día seré la presidenta del CONI (Comité Olímpico Italiano) y jefe de Sky Sport (canal de deportes en Italia)”. De momento, además de conseguir triunfo tras triunfo, fue la elegida como la única representante de todo el movimiento deportivo italiano en una recepción en la Casa Blanca para significar la excelencia transalpina . Allí protagonizó una anécdota muy difundida: saltándose el protocolo (que prohíbe llevar el móvil consigo en las cenas de gala en la residencia presidencial) le pidió un selfie al mismísimo Obama. Éste no solo accedió, sino que le dijo: “Si te regañan los de seguridad les diré que he sido yo el que quería hacerse una foto contigo”. Otro logro conseguido. Y hay muchos más: ha empezado a trabajar en la firma Benetton en su centro de investigación sobre la comunicación; además ha publicado ya su libro “Me han regalado un sueño: la esgrima, el spritz y las Paralimpiadas”, con prólogo del cantante Jovanotti, cuya canción “Ragazza magica” –convertida en canción del verano del 2016 en su país- quién sabe si estuvo compuesta pensando en Bebe Vio, sin duda una de las chicas más mágicas que pueblan el universo deportivo mundial.

Foto de Pilar Olivares/ Reuters

Foto de Pilar Olivares/ Reuters

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s