CARLOTA CASTREJANA: “LO DI TODO PARA SER OLÍMPICA”

Pocos deportistas españoles pueden proclamar que han acudido a ni más ni menos que cuatro citas olímpicas. Es un logro no alcance de cualquiera. Y, que sepamos, ninguno de este país ha sido olímpico en dos deportes distintos. Solo hay un caso: el de Carlota Castrejana. La riojana lo hizo en dos deportes bien distintos y con circunstancias bien diferentes: en baloncesto (deporte de equipo) y en atletismo (deporte individual). En casa –Barcelona 92- muy jovencita y a miles de kilómetros –Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008- y más veterana, olímpica hasta los 35 años, retomando otro deporte ya retirada del primero.

Y es que esta mujer, altamente preparada y que tras su retirada definitiva de la competición ha ejercido y ejerce diferentes cargos directivos, desde vicepresidente de la Federación Española de Atletismo hasta la Dirección General de Deportes de la Comunidad de Madrid, es el vivo ejemplo de deportista cualificado para la vida al servicio público una vez retirado.

Carlota Castrejana fue desde siempre una niña deportista. Curiosamente, no sentía en su infancia una inclinación especial a ninguno de los deportes en los que ejercería de profesional. Captada por un cazatalentos deportivo en plena época colegial, no dudó en trasladarse a otra ciudad para practicar primero el baloncesto. Su mayor logro en este deporte fue, sin duda, el diploma olímpico en los Juegos disputados en casa: Lo di todo jugando al baloncesto para acudir a Barcelona 92 siendo muy jovencita, una niña prácticamente [19 años]”. Esa primera experiencia olímpica, vivida a tan temprana edad y en su propio país no podía sino marcar a Castrejana: “Me hizo más ilusión la primera vez [que fui olímpica] porque era en casa y porque era la primera vez que conseguía llegar a unos Juegos Olímpicos”. Imaginamos a la joven Carlota viviendo esos Juegos de Barcelona con los ojos totalmente abiertos, la mirada a la búsqueda de no perderse ni un detalle de algo que nunca había vivido y quién sabe si volvería a vivir. Su emoción era muy grande y así nos la cuenta: “La primera semana de los Juegos de Barcelona no podía casi ni comer de la emoción. Mirabas hacia la izquierda y veías a Toni Kukoć yendo hacia la máquina de Coca- Cola, veías a Dražen Petrović o de repente bajaba Lendl…era como “¡dios mío: ¿yo estoy aquí, con estas estrellas?”. Luego fuimos con tiempo suficiente para asimilar nuestro estatus y pasé unos días hasta decir: “Estoy aquí, yo también soy parte de esto. Vamos a centrarnos y hacer lo que sabemos hacer”, que en ese momento era jugar al baloncesto”. Y es que, como ya nos imaginamos los que no tenemos la suerte de vivir esa experiencia: “la vida en la villa olímpica es maravillosa. Todos los deportistas del mundo unidos bajo una misma bandera con unos mismos objetivos. Deportes diferentes, más o menos mayoritarios o minoritarios. Ves a jugadores de NBA que están igual que tú. Es algo apasionante, muy difícil de describir”.

007_crop

Se retiró muy pronto del baloncesto, demasiado para una joven ávida de experimentar en el deporte y con indudables cualidades físicas para el mismo. Así que fue captada de nuevo, esta vez para el atletismo. Vieron en ella capacidades para la especialidad de saltos y Carlota probó todos menos la pértiga. La naturaleza o la técnica pusieron las cosas en su sitio (algo parecido a lo que le ha ocurrido a la plata de Río 2016 Yulimar Rojas ) hasta darse cuenta de que el triple salto era la especialidad más idónea para ella. Como triplista alcanzó grandes logros, como el campeonato europeo en pista cubierta de 2007, sin olvidar que además le permitió ser olímpica en tres ocasiones más. “El que sea la única deportista española en haber participado en Juegos Olímpicos en dos deportes diferentes supongo que es la anécdota. Me apasionaba el atletismo y volví a implicarme 100% por llegar a unos Juegos Olímpico como atleta. No sé explicarlo, quizá sea una locura. Pensé siempre con el corazón y no con la cabeza; es una anécdota más en mi vida. Detrás de cada historia al final está el deporte y yo lo que amo es el deporte”.

Se da la circunstancia de que Castrejana ha sido olímpica, como decíamos, en deportes bien distintos. Ella misma nos comenta cómo ha vivido sus diferencias: “Es muy diferente vivirlo con un deporte de equipo que con uno individual, pero al final también existe un equipo en el deporte individual: tu entrenador, las personas con las que entrenas, tu fisio, tu psicólogo…La sensación de equipo me ha acompañado siempre pero sí: la competición la afrontas tú solo; tú ganas y tú pierdes. El nivel de exigencia posiblemente sea distinto. El equipo tiene otras connotaciones; nunca te sientes sola y tienes que aprender a dar lo mejor de ti mismo no para ti mismo, sino para que el equipo funcione mejor”.

Esta amante del deporte transmite en sus palabras el sentir de todo deportista de élite:“Ser olímpico es cumplir el primer sueño de todo deportista, pero el deportista siempre quiere más y nunca piensa en lo que ha conseguido, sino que piensa en todo lo que le queda por conseguir. Eso es lo que nos mueve, esa ambición”.

En su faceta de conferenciante o moderadora

En su faceta de conferenciante o moderadora

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s