LOS TRIUNFADORES DE LOS JUEGOS DE RÍO 2016

Toda edición de unos Juegos Olímpicos ofrece el mismo panorama: su cupo de confirmaciones y su cupo de sorpresas, tanto positivas como negativas. En esta ocasión nos ocuparemos de las positivas. Algunos deportistas fueron a Río 2016 con la vitola de súper campeones que debían demostrar su valía.  Varios lo hacían tras regresar de un retiro…y cumplieron a lo grande. Se demostraron no solo a ellos mismos, sino al mundo entero que no han perdido un ápice de su excelencia. Esto se personifica en el nadador Michael Phelps, que vuelve de la capital carioca con un botín de cinco oros (tres de ellos en pruebas de relevos) y una plata. Ni el relevo generacional ni las duras pruebas de los trials de su país han frenado su hambre de medalla.

Su compatriota Simone Biles no defraudó todas las apuestas que la ponían como favorita. Cuatro oros y un bronce se llevó de Río. Entre ellos, los oros más importantes: los de la prueba individual y la de equipos. Solo dejó de ser finalista en la final de paralelas asimétricas; en todas las demás en las que participó, salió premiada. Y no es ya la cantidad de medallas obtenida, sino el dominio absoluto, la seguridad y el carisma. Esta chica de solo 1.45 metros ha sobrevolado por encima de todos, hasta el punto de que muchos la consideran como la “reina de los Juegos de Río”.

Ganar en la prueba atlética de la máxima velocidad, los 100 metros, es de por sí suficiente atractivo como para convertirse en el “rey” de unos Juegos Olímpicos, pero cuando se hace por tercera vez consecutiva y sin oposición alguna concede aún más mérito al portador del hecho, que no es otro que el jamaicano Usain Bolt. Ganó en Río todo lo que podía ganar: los 100, los 200 y el relevo 4×100, con autoridad en todos los casos. Parece que la potencia de este atleta no tiene límite. ¿Seguimos gozando de ella en Tokio 2020?

Foto de Getty Images

Foto de Getty Images

A nivel de conjunto, el Team GB ha sorprendido a propios y extraños. Afianzado desde las primeras jornadas desde el segundo puesto de la clasificación general, la Prensa británica destacó el hecho histórico de que superara a la potente China. Por personalizarlo en un solo atleta- craso error-, mencionaremos al tenista Andy Murray, único hasta el momento en la historia en repetir victoria en el torneo olímpico. Es habitual que el país organizador de una edición destaque tanto en la edición anterior como en la posterior, al haber preparado a una generación de deportistas con el fin de hacer un gran papel en sus Juegos, pero lo que no es tan habitual es que mantenga tan bien el nivel como para que supere el número de medallas más allá de su edición. Eso es lo que ha hecho el Reino Unido: si en Londres 2012 consiguieron 65 medallas –que les hicieron ocupar el tercer puesto-, en Río 2016 han ganado 67, ocupando el segundo puesto final. ¡Bravo por la planificación británica!

El triatlón ha ofrecido en esta edición olímpica una confirmación de sus favoritos, tanto en la categoría masculina – con el británico Alistair Brownlee como vencedor- como en la femenina, donde ganó la favoritísima estadounidense Gwen Jorgensen. Ambos han reforzado su carrera, exitosa ya de antes de llegar a Río.

Otra deportista que ha confirmado expectativas en la reina del BMX, la colombiana Mariana Pajón. Ganó con autoridad todas y cada una de las carreras que disputó en Río, no defraudando de esta manera al numeroso público colombiano que se acercó a apoyarla. Tampoco defraudó otra número uno del mundo, en su caso el bádminton, la española Carolina Marín, pese a venir de hacer unos resultados irregulares a lo largo de todo el año, debidos a su preparación exclusiva para la cita olímpica. Preparación que se tornó adecuada visto la consecución de su mayor objetivo: el oro en Río.

No podemos olvidarnos de dos reinas de la natación. Ambas compiten por esa hipotética corona. Se trata de la estadounidense Katie Ledecky, que venía con vitola de estrella, y la húngara Katinka Hosszú. La primera logró en estos Juegos cinco metales: cuatro oros y una plata. No contenta con ello, también logró dos récords mundiales en la piscina del centro acuático de Río, en los 400 y en los 800 metros metros. La europea, por su parte, que no llegó a disputar todas las pruebas en las que aspiraba a medalla debido al apretado calendario olímpico, pero consiguió no obstante cuatro medallas: tres oros y una plata, con récord mundial en los 400 estilos y récord olímpico en los 200 estilos también.

En los deportes llamados minoritarios hay que destacar los dos oros del tirador italiano Niccolò Campriani, que mejoró su bagaje de un oro y una plata en Londres. Asimismo, la luchadora japonesa Kaori Icho aumentó su palmarés a lo grande obteniendo el oro, en la categoría de lucha libre, 58 kg. Su figura se agranda con este oro, sin perder de esta manera sus trece años de imbatibilidad.

En Río 2016 se forjaron muchos más grandes campeones; esta lista es solo una mención de algunos de ellos. De entre estos está el título de rey y reina de los Juegos.

Foto de Lars Baron/Getty Images

Foto de Lars Baron/Getty Images

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino a Río y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s