MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ: “ESTOY MUY MOTIVADO PARA LOS JUEGOS DE RÍO”

El 23 de agosto de 2015 en Pekín empezó a fraguarse una firme esperanza de medalla olímpica –por fin- para el atletismo español, es más: una de oro. Miguel Ángel López era el responsable de cargar con ese peso. Su victoria ese día del verano en el año pre-olímpico en el Mundial daba alas a la esperanza de los seguidores del atletismo en España. Cómo no, tenía que ser en una prueba de marcha, de gran y exitosa tradición para los ibéricos. Miguel Ángel es considerado uno de los mejores, si no el mejor, del mundo en la mal llamada prueba corta de 20 kilómetros, pero a Río se va a atrever a atacar asimismo la de los 50. Ello ha sido motivado por su entrenador, José Antonio Castillo, el cual considera que su pupilo tiene potencial para atacar ambas pruebas.

No serán la primera experiencia olímpica para el murciano López, que en Londres 2012 ya mostró un click en su potencial, alcanzando un más que meritorio quinto puesto. Fue la prueba que marcó un antes y un después en Miguel Ángel López: Fue una experiencia increíble, porque fue, digamos, mi salto a la élite y ¿qué mejor sitio que unos Juegos Olímpicos? La verdad es que fue una carrera extraordinaria; me lo pasé súper bien. Fue una experiencia inolvidable y me traje un buen quinto puesto, yo creo, con una gran marca”, contó el propio marchador a Rincón Olímpico. Ya llevaba un tiempo en el campo internacional, destacando en su etapa júnior y sub 23, pero no había pasado hasta los Juegos de Londres de un sexto puesto en la Copa de Europa celebrada en Olhao, Portugal. “En mis primeros Juegos ya tenía 24 años, llevaba ya varios campeonatos del Mundo y de Europa y tampoco me pilló tan de primeras. Los viví con mucha ilusión y la verdad es que el ambiente que hay allí es extraordinario. Disfruté mucho de la carrera y de la experiencia”.

El marchador español se trajo muy buenos recuerdos de sus primeros Juegos:“Vivir en la villa olímpica es siempre un privilegio; estar en un recinto con los mejores deportistas del mundo es algo inolvidable, que solo pasa cada cuatro años y es una experiencia única. Tener la oportunidad de verlos de cerca, poder incluso compartir muchos momentos con muchos de ellos. Es algo para recordar”. En Río se invertirán los papeles y será él uno de los más buscados por los deportistas con los que comparta villa olímpica. Se ha consolidado en la élite mundial, pues en este cuatrienio ha llegado primero a la meta en un Mundial, un Europeo y una Copa de Europa, además de otro segundo puesto en una Copa de Europa y un segundo en otro Mundial. Además, sus tres últimos resultados han sido todos oros.

Presión y más presión sobre este atleta del que, dicen los expertos, posee el mejor estilo del planeta, rozando la perfección técnica. Ello le permite librarse de posibles descalificaciones, devastadora en su deporte. “[Los Juegos de Río] los vivo sobre todo con mucha ilusión y un poquito de presión, lógicamente, por llegar al año olímpico como campeón del mundo, pero la motivación que tengo me ayuda a superar todo eso y voy a hacerlo bien. Al final es una carrera más, la más importante, pero al final es otro campeonato. Habrá sobre todo que prepararlo bien, teniendo un buen año, sin lesiones, para llegar bien. Yo me veo como siempre. Tengo las mismas ganas. Es el gran objetivo. Intentaré llegar al 100% para luchar por la medalla”, nos contaba el atleta.

Al contrario que muchos de sus colegas, Miguel Ángel se sincera y nos hace la siguiente confesión: “No ganar medalla sería decepcionante, porque es la medalla que me falta. Ya fui diploma olímpico en Londres. Depende de cómo vaya la carrera, pero la intención es ir a por una medalla”. Y es que López se da cuenta de que el oro de Río es “lo que toca”, lo que todos esperan de él. “Sí que he conseguido una parte del sueño habiendo sido olímpico, pero ahora el sueño ha cambiado y sí es cierto que la medalla sería ahora mi sueño”. En ello está y para ello se ha preparado con un nutrido equipo a su alrededor que, aparte por supuesto de su entrenador, incluye a un traumatólogo, un psicólogo, un fisiólogo y un fisioterapeuta. Y su preparación no es solo física, sino fundamentalmente mental, aspecto éste en el que se centra. Por lo demás, pule su técnica observando vídeos durante horas y horas. Así se forja un campeón.

Un campeón que espera venirse de Río con una medalla –ya veremos de qué metal, pero las bajas del potente equipo ruso al que ya ha vencido en otras ocasiones le favorecen, además de su poderío personal- y un montón de experiencias vividas en la villa olímpica, como le ocurrió en Londres 2012: “Recuerdo sobre todo el comedor. Era un gusto quedarse allí porque nos quedábamos siempre haciendo la sobremesa allí después de comer. Era terminar de comer y empezar a levantar la cabeza a ver a quién veías. Hablé con algunos de mis ídolos, con los que llegabas a tener un poco más de cercanía. Ahora conozco a muchos, pero en ese momento era la primera vez. Me hice una foto con Pau Gasol y la verdad que fue muy amable”. Lo dicho: ahora sospechamos que Pau Gasol y otros se querrán hacer la foto con él.

042

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino a Río, Entrevistas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s