CAROLINA MARÍN: “NO FIRMO LA PLATA. QUIERO EL ORO”

La ponen de favorita, más incluso la prensa extranjera que la española. Ha revolucionado un deporte absolutamente minoritario en España, el bádminton, aunque ella sigue siendo más seguida y hasta admirada en otras latitudes, al otro lado del planeta, allá donde su deporte es rey. ¿Hace falta decir su nombre? Es, por supuesto, Carolina Marín.

Pese a su juventud -23 años- no serán los de Río sus primeros Juegos Olímpicos. Con 19 debutó en Londres 2012, aunque perdiera enseguida con la que más tarde se proclamó campeona olímpica. Su sola presencia en Londres y ese único partido le servirán muy positivamente para abordar esta competición de Río, como ella misma nos confesó: “A Londres fui con 19 años y con muy poca experiencia absoluta. A Río voy como otra Carolina, muy cambiada, con un bagaje internacional muy distinto”, añadiendo una afirmación definitiva: “Va a estar otra Carolina”.

Se siente segura Carolina Marín, que entre Londres y Río ha conseguido dos títulos Mundiales y dos Europeos. Tenía razón al decir que es otra jugadora, mucho más experimentada e incluso encumbrada. De ahí su afirmación de ir “a Río con opciones de ganar medalla, mientras que a Londres fui a ganar experiencia”. Tiene claro esta onubense que “el oro es el gran objetivo para mí y para mi equipo. Para ello nos estamos preparando duro, entrenando siete horas al día en tres sesiones, seis días a la semana”. Tan claro lo tiene que proclama: “no firmo una plata. Vamos a por el oro. Quiero un oro”. Para ello cuenta con usar su mejor arma: su espíritu altamente competitivo.

Aunque afirma no ser aún consciente de ser la mejor del mundo su ránking lo corrobora: “Hay muchas favoritas para el oro, pero yo soy una de las que aspira al podio”. En más de una ocasión la andaluza, que lleva desde los 14 años en la residencia Blume de Madrid, entrenando en el CAR, ha comentado cómo se siente desde que se reconoce su labor en el bádminton: “Para mí es un orgullo que se me ponga en la lista de los deportistas en busca del oro. Eso no es una presión, sino una motivación. Me estoy sacrificando para estar el día 20 en lo alto del podio”. Esas horas que entrena sin parar serían recompensadas con una medalla no solo a título personal, sino “para el bádminton español”. Deporte que alcanzaría la primera medalla olímpica para España en caso de conseguirlo Carolina. Todo un hito histórico que lograría esta pionera de este deporte, una deportista que eligió el bádminton frente al…flamenco, que tuvo que dejar por aquél. El carácter de pionera que sin duda no se le puede negar a Carolina Marín le supone un orgullo a la jugadora: “Para mí es un orgullo haber sido la pionera en dar ese paso que todo deporte necesita para que la gente lo quiera seguir”.

Carolina se adelantó a su propia planificación, que preveía convertirla en campeona del Mundo en 2017. Cumplido este objetivo le queda la gran cita del deporte: unos Juegos Olímpicos. Río 2016 dictará su sentencia. Mentalización y trabajo no le faltan.

carolina marin con poster

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino a Río, Entrevistas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s