RÍO 2016: LOS JUEGOS QUE REQUIEREN UNAS RECOMENDACIONES ESPECIALES

Como es lógico, todas las ediciones de los Juegos Olímpicos se preparan hasta el último detalle –o así debería ser- por parte de los participantes, porque está mucho en juego en ellos. En concreto, cuatro años de trabajo, prestigio y satisfacción personal, dinero, las becas del futuro y un largo etcétera. Las expediciones de cada país quieren regresar con el mayor número de medallas posibles y miman a sus participantes dándoles consejos previos al viaje. En Río se juntarán muchas recomendaciones que dar, puesto que se cumplen todos los requisitos para un tratamiento especial: viaje largo, clima diverso y nada apacible, jet-lag, condiciones de seguridad insuficientes, comidas “peligrosas” y un largo etcétera. Inspeccionemos una por una las características especiales que requerirán un tratamiento especial previo a los Juegos por parte de los deportistas:

-Salud: el Zika y no solo=

El sentimiento generalizado de las autoridades españolas es de que se ha sobredimensionado al virus del zika. Aun así, ofrecen todo tipo de recomendaciones y consejos. Destacan que, al ser invierno en Brasil, los riesgos son menores. Subrayan el peligro de los mosquitos que transmiten el paludismo, el dengue y la chikunguña, enfermedades éstas mucho más graves que el tan cacareado Zika. Las autoridades, mediante el Consejo Superior de Deportes, han informado a los miembros de la expedición española de la necesidad de vacunarse de fiebre amarilla (si se realizan viajes fuera de Río dentro del país) y han recomendado la de la hepatitis A. El panorama, pues, será bien distinto al de Londres 2012. Se estima, no obstante, que el riesgo de contagio será bajo. Como la Organización Mundial de la Salud declaró el 1 de febrero de este año al zika como una enfermedad de importancia internacional se ha puesto especial hincapié en los repelentes de mosquitos, ya que no vale cualquiera, sino que tienen que estar autorizados por Sanidad. El propio COE ha firmado un acuerdo con una firma de antirrepelentes para proporcionar a los deportistas el de mayor grado. Asimismo, el número de condones a repartir por la organización local dentro de la villa olímpica se ha multiplicado respecto a ediciones anteriores (450.000, el triple que en Londres, por ejemplo), estimándose que cada olímpico tocará a 42 unidades.

Mosquito-chikinguña

-El desfase horario=

El más conocido como jet-lag no es sino un problema del ritmo circadiano del sueño que se produce cuando el desfase supera las dos horas. Los atletas que compitan en Río lo harán de mejor manera cuando se hayan adaptado al nuevo horario, que es de cinco horas respecto a la península Ibérica. Lo importante es hacer un estudio personalizado de cada deportista, en el que destacan sus hábitos del sueño, para que rinda más. A veces, más que problemas de desfase horario, lo que hay es un problema de insomnio, que nada tiene que ver con aquél. Al menos, al tratarse de un viaje en dirección Oeste, la adaptación es más fácil. Facilitan los problemas el consumo de sedantes, el ejercicio excesivo antes del viaje, etc. Los médicos recomiendan unos ciclos ante el jet-lag:

·La dieta Arconne (usada por el equipo de Estados Unidos), que básicamente divide los días en “banquete” y días “ayuno”

·La dieta Harvard, que consiste en un ayuno de comida y bebida (excepto agua) en las 12-18 horas antes del vuelo, comiendo ya en el destino.

En los dos casos los especialistas recomiendan un primer desayuno hiperproteico al llegar.

·Luminoterapia= un método “salvaje”que consiste en exponerse a una lámpara de luz blanca colocada entre 30 y 60 cms del rostro a 45º durante un tiempo determinado para reducir la somnolencia.

Unido a los problemas que implica el desfase horario con Brasil hay que sumar las larguísimas horas de vuelo necesario hasta llegar al destino final, entre diez y once. Durante el viaje hay que comer e hidratarse bien, debido a las pérdidas que se producen con el aire acondicionado. El sedentarismo durante tantas horas y la consiguiente falta de ejercicio no producen, naturalmente, ningún efecto positivo en el deportista. Para ello, a los deportistas se les recomienda ir adaptando paulatinamente su horario en cuanto a horas de acostarse y levantarse. Ya en destino, se recomienda evitar la exposición solar y moderar la actividad física, es decir, dos requisitos que les será muy difíciles de cumplir a los deportistas

-Condiciones ambientales=

En Río los deportistas se encontrarán con unas condiciones de calor y humedad, con temperaturas de entre 20 y 30º y humedad entorno al 75%. La mayoría de las condiciones ambientales en Río, máxime en las horas de competición, serán inconfortables, según denominan los médicos. Hay riesgo de que se produzca hipotamia, que aumenta el gasto energético de la contracción muscular y disminuye el rendimiento aeróbico, aunque tiene efectos positivos en los esfuerzos cortos y explosivos. En los esfuerzos largos hay una serie de recomendaciones en forma de varias estrategias, alguna de las cuales ha de ser empezada un mes antes de acudir a Río.

Los expertos también recomiendan retrasar el viaje a Brasil lo máximo posible, pero también haber realizado alguno allí previamente, para irse adaptando al calor. Las medidas para combatirlo son variadas, como las toallas heladas en la cabeza, los geles de efecto frío y un largo etcétera que variará según el deporte y el deportista.

-La nutrición durante los Juegos de Río=

La cocina brasileña puede ser muy sabrosa, pero no es ni mucho menos la más recomendable para una dieta de deportista. De hecho, los nutricionistas recomiendan que se coma la misma dieta que se tiene habitualmente, aunque será inevitable la introducción de productos locales. Fundamental no caer en errores y no consumir productos no permitidos, que puedan dar positivo en un control antidopaje. Los frutos secos siempre son una ayuda nutricional clave para el deportista. Hay que comer hidratos de carbono con proteínas.

Tanto ciertos alimentos como el agua pueden provocar en Brasil riesgos gastrointestinales. El agua no ha de ser ni siquiera probada, ni en forma de hielos, ni en ensaladas o bebidas (habrá que olvidarse de las celebraciones con las famosas caipirinhas locales). Existen unas lejías para el agua que permitirían su bebida.

Lo que está claro es que errores en la alimentación pueden condicionar el rendimiento y posterior resultado deportivo.

feijoada

-Condicionar el mayor rendimiento en el momento de los JJ.OO.=

Se ha estipulado que, en alta competición, la igualdad es tan grande que el resultado final depende solo de un 1% de diferencia. Para conseguir estar un 1% mejor que el contrario hay que fijarse en los detalles, como son la planificación de los entrenamientos durante la temporada, que suele ir en aumento, por lo que no es el mejor método. Lo que hay que hacer –dicen los expertos- es conseguir la fase 3 de la fatiga, es decir, no la extralimitación, para que el deportista no llegue agotado a los Juegos. Hay escalas fatiga/efecto para saber el punto álgido. Se puede duplicar el riesgo de lesión cuando hay un exceso de fatiga.

El mayor problema es que los deportistas que no se habían clasificado para Río antes de 2016 y han tenido que participar en una o incluso más competiciones de clasificación olímpica han tenido que tener su mejor momento de rendimiento no en agosto, durante los Juegos, sino meses antes.

-Prevención de lesiones=

Lo primero que se recomienda es detectar los factores que pueden favorecer patologías o lesiones en la práctica deportiva. Todo influye: edad, sexo, pasado médico, etc. pero también influyen el clima y las instalaciones. En Río el clima no es precisamente favorecedor. Cuando se producen lesiones se activa un calendario de fases de reposo-carga ligera- carga más aumentada, etc.

Como dato, decir que el 11% de los deportistas participantes en Londres 2012 tuvieron alguna lesión y un 35% de ellas impidió la participación del lesionado. El 7% de los deportistas padecen alguna patología, muchas por infecciones. Los deportes más “castigados” por las lesiones fueron el taekwondo, el fútbol, el BMX y el balonmano.

En definitiva, unas recomendaciones que en nada tienen que ver con las necesarias para los Juegos anteriores, al no tener que realizarse para Londres ni viaje largo, ni haber desfase horario, clima desfavorecedor, comidas y agua peligrosas, etc.

Rober en Rio para blog

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino a Río y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s