ISAAC GÁLVEZ: TRAGEDIA EN EL VELÓDROMO

Isaac Gálvez, destacado ciclista, fue más conocido por su muerte que por sus éxitos en pista. Es más: por su muerte y la de otro ciclista, suicidado a causa de la muerte del propio Gálvez. Pongámonos en situación: este catalán nacido en 1975 se dedicó a la bicicleta en dos de sus modalidades principales: la ruta y la pista. En la primera demostró sus cualidades al sprint en pruebas como la Volta de Cataluña y el Critérium Internacional, así como participando a un buen nivel en Tour y Giro. Pertenecía al equipo Caisse D´Espargne, el equipo de Echávarri y Unzué, pero lo compatibilizaba con su auténtica pasión: la pista.

Fue en los velódromos donde había conseguido sus victorias más importantes. También la fama, pues entre los aficionados a esta modalidad Gálvez era casi una estrella. Sus victorias o medallas de plata en Mundiales se sucedían, compitiendo en la prueba de Madison junto al campeón Joan Llaneras. La pista le ofreció también la oportunidad de ser olímpico, habiendo participado en Sidney en las pruebas de Madison y persecución en pista por equipos, aunque acabara en unos discretos 13º y 12º puestos.

Y fue en el velódromo de Gante, donde competía en los prestigiosos Seis Días de Gante donde encontró la muerte de una forma inesperada. Había pasado de largo la medianoche del sábado 25 de noviembre. Isaac impactó contra el corredor belga Dimitri de Fauw y su cuerpo salió disparado a una velocidad de entre 50 y 55 kilómetros por hora, golpeándose el mentón contra la barandilla exterior de la pista. De nada sirvió el preceptivo casco. El español se había fracturado varias costillas que, para su desgracia, le alcanzaron el corazón. Trasladado de urgencia al hospital –entre un aplauso general del público asistente, entre el que se contaba la mayor leyenda del ciclismo, el ex corredor belga Eddy Merckx- falleció allí.

Lo que siguió fue una sucesión de impacto anímico que se canalizó en solidaridad: los Seis Días se cancelaron; el público asistente pudo elegir entre la devolución de su entrada o ingresar el importe de la misma en un fondo para la viuda del ciclista, Davinia, con la que había contraído matrimonio sólo quince días antes. También los ciclistas participantes se solidarizaron y aportaron lo ganado en dicha prueba. Asimismo se abrió una cuenta solidaria con aportaciones anónimas para la viuda.

El dolor no quedó en el desgraciado accidente. Al luctuoso hecho, que  tuvo lugar el 26 de noviembre de 2006 se sumó el suicidio, casi tres años clavados más tarde, del ciclista belga Dimitri De Fauw, contra el que impactó Gálvez. De Fauw había quedado totalmente traumatizado. Cayó tras el accidente en una depresión que ya no le abandonaría. Había declarado ser “una ruina emocionalmente”. No pudo superar  ver su nombre escrito continuamente en la prensa al lado de la palabra “muerte”.

En la actualidad el nombre de Isaac Gálvez sigue vinculado al ciclismo, pues un pabellón deportivo en su localidad natal –Vilanova y Geltrú- lleva su nombre, así como una clásica ciclista. También fue recordado por su compañero Joan Llaneras cuando le dedicó el oro conquistado en los Juegos de Pekín.

isaac galvez(y llaneras)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s