ARIANNA FONTANA: LA ITALIANA QUE PUDO CON LA HEGEMONÍA ASIÁTICA EN EL SHORT-TRACK

Arianna Fontana pertenece a esa meritoria clase de deportistas que abren brecha. En su país su deporte era prácticamente inexistente. Sin embargo, en muy poco tiempo llegó a convertirse en el deportista italiano más laureado en unos Juegos de Invierno.

Arianna comenzó jovencísima –a los cuatro años de edad-  a calzarse unos patines de short-track -la modalidad de patinaje en pista corta que practica-, siguiendo la estela de su hermano mayor, al que superó enseguida, pues con tan solo 15 años Arianna debutó en la selección absoluta italiana, consiguió tres podios en los Mundiales de ese año, logró una histórica medalla de bronce en la Olimpiada celebrada en casa (Turín 2006) y fue nombrada Caballero de la República Italiana. La aún adolescente Fontana se había convertido en el deportista italiano más joven en conseguir una medalla en unos Juegos de Invierno. Ese bronce, en el relevo, suponía además exactamente la centésima medalla de su país en unos Juegos invernales.

La carrera de Fontana se disparó, logrando un sinfín de  preseas en las más altas competiciones: 15 medallas en Mundiales, 31 en Europeos, 45 en la Copa del Mundo ¡y acaba de cumplir 24 años! La patinadora ha podido con la tradicional hegemonía asiática, que en manos –o en los patines- de coreanas, chinas y japonesas, arrasaba en todos los podios mundiales. Arianna es prácticamente la única occidental que ha podido no ya competir de igual a igual con ellas, sino superarlas en infinidad de ocasiones.

Centrándonos en su trayectoria olímpica, los buenos augurios vistos en Turín no parecían confirmarse en los siguientes Juegos, pues los meses previos a Vancouver 2010 vinieron parcos en cuanto a buenos resultados se refiere. Ya en la ciudad canadiense sigue la mala racha de la italiana: en los 1500 metros sólo consigue el noveno puesto. En la carrera de los 500 metros es la fotofinish la que le adjudica un puesto en la final. En la misma consigue un bronce que será otro hito histórico, pues supone la primera medalla olímpica italiana individual en este deporte.

Fontana no deja de hacer historia en su deporte, pues en Sochi  conquista hasta tres medallas: plata en los 500 metros en una carrera ganada por la única que no se cayó ante una incorrección de la británica Christie. En los 1500 consigue el bronce tras dos asiáticas y en los relevos en los 3000 metros logra otro bronce más.

Fontana ya está mirando a su objetivo olímpico de Pyeongchang, los que supondrían los cuartos JJ.OO. que, por su edad, pueden no ser ni siquiera sus últimos. Para ello utilizará su arma más poderosa: el empeño y la fuerza de voluntad. Como ha afirmado su madre: “Se empeña hasta el fondo, sin venirse nunca abajo”. La propia atleta tiene como filosofía personal: “Hagas lo que hagas asegúrate de que lo amas y de que te divierte hacerlo”. No cabe duda de que Arianna Fontana se está divirtiendo mucho venciendo tantas medallas.

Foto de Shamil Zhumatov/REUTERS

Foto de Shamil Zhumatov/REUTERS

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s