MOMENTOS OLÍMPICOS MÁGICOS 6: EL ORO “ARREBATADO” A NORUEGA EN LILLEHAMMER

Juegos Olímpicos de Lillehammer, 1994. Noruega acoge los XVII Juegos invernales. Es una potencia en los deportes de invierno y todo hace prever una fiesta local, especialmente en el esquí alpino y en el de fondo, donde cuenta con la ya histórica figura de Bjørn Dæhlie.

Los Juegos se caracterizaron, no obstante, por el affaire entre las patinadoras estadounidenses Nancy Kerrigan y Tonya Harding, que ya venía de los anteriores Juegos, celebrados en Albertville. Pero esa es otra historia. Nuestros protagonistas de hoy son los esforzados esquiadores de fondo. El lema del barón de Coubertin “lo importante es participar” se convertía en el terreno nevado de Noruega en un “lo obligado es vencer” en cuanto a “su” especialidad de esquí nórdico se refiere. Además, los locales cuentan entre sus filas con un inspiradísimo Dæhlie que quería ser profeta en su propia tierra.

Ya su compatriota Thomas Alsgaard ganaría el oro en la prueba más dura: la de los 30 kilómetros masculinos, por delante del propio Dæhlie, que ganó, a su vez, la prueba de persecución de 10+15 kms (donde se combinan el estilo clásico y el libre). Otro oro del gran Bjørn en la persecución de 10 kms y el camino parecía expedito para la gloria de los colores locales.

Llega la prueba más esperada por el público porque en ella alientan no a un corredor individual, sino a su formación nacional compuesta por cuatro esquiadores: la prueba de relevos 4×10 kms. Si las gradas de la pista de Birkbeineren ya se poblaban de 150.000 espectadores de media, el día señalado –el 22 de febrero- se abarrotan con 200.000 espectadores, casi todos enarbolando una bandera noruega. Comienza la carrera y los nórdicos salen con fuerza. El primer relevista italiano, Maurilio De Zolt, que contaba ya con 43 años por aquel entonces, confesó con posterioridad que aspiraba, dado el plantel de sus contrincantes, a no perder más de treinta segundos en su posta. Llegó con tan solo nueve segundos de retraso.

El segundo relevista italiano era Marco Albarello, que logra superar al noruego Vegard Ulvang, colocando en cabeza a la squadra azzurra. Según el propio De Zolt, el secreto estuvo en partir piano porque si se parte fuerte, según el veterano fondista, luego es difícil recuperarse del sobreesfuerzo. El tercer relevo iba a ser fundamental. Por Noruega competía el campeón Thomas Alsgaard; por ello el público estaba confiado en que lograría escaparse del italiano Giorgio Vanzetta. No lo consigue, llegando juntos. Ambos no logran, a su vez, destacarse de su común rival: Finlandia.

Llegamos al cuarto y último relevo. Tras él se habrían completado 40 largos kilómetros, aunque la potencia y velocidad de estos monstruos del esquí a veces nos hace olvidar la dureza de la prueba. Por Finlandia esquiaba su héroe Mikä Myllylä, ya medallista por partida doble en esos mismos Juegos. Por Italia Silvio Fauner, mientras que Noruega ponía en liza a su máximo exponente: Bjørn Dæhlie. Los dos últimos logran desembarazarse de Myllylä. Italiano y noruego no logran despegarse el uno del otro, teniendo que llegar a un sprint final donde tienen que desfondarse y dar el todo por el todo, tras diez kilómetros realizados sobre un terreno irregular. El grito de los 200.000 noruegos no logra dar el empujón final a Dæhlie, por lo que Italia “arrebata” el oro más esperado en la propia casa noruega. 1:41:15.0 el tiempo de los italianos y 1:41:15.4 el de los noruegos ¡La que han liado estos italianos! Incluso el rey Harald, presente en la prueba –como no podía ser de otra forma en un país con tanta tradición en este deporte-, que esperaba ofrecer la medalla de oro a sus cuatro compatriotas, abandona el estadio y no asiste a la ceremonia de premiación.

Esta prueba provocó un escozor en el país organizador y -quizá la única- “mancha” en el impecable historial del por otra parte campeonísimo Bjørn Dæhlae.

 

Getty Images

Getty Images

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Momentos Olímpicos Mágicos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s