LOS ZAYTSEV: MEDALLAS OLÍMPICAS PARA LA U.R.S.S. E ITALIA

Las dinastías  deportivas –y con éxito- suelen ser comunes; no lo es tanto que padre e hijo hayan conseguido ser medallistas olímpicos por distintos países. La culpa de que Ivan Zaytsev sea italiano y no ruso -como su padre Vyatcheslav- la tiene precisamente el éxito deportivo del que fuera multimedallista olímpico por la entonces U.R.S.S. Vyatcheslav fichó en su día por el club italiano de volley de Spoleto y allí nacieron sus hijos. El hecho de que Ivan, que con el tiempo se ha convertido en uno de los jugadores más afamados de este deporte en todo el orbe, optara por la nacionalidad italiana en lugar de la paterna rusa disgustó en principio a su padre. Vyatcheslav, en cualquier caso, siempre ha sido crítico con su hijo Ivan, quien ha llegado a afirmar “Mi padre no ha estado satisfecho prácticamente nunca con mi juego, señalándome constantemente mis fallos”…y eso que se considera a Ivan como uno de los mejores rematadores del mundo en su deporte.

Pero vayamos por orden: Vyatcheslav Zaytsev, nacido en la por entonces Leningrado, comenzó su idilio con los Juegos Olímpicos en los de Montreal 76, donde su selección conseguiría la plata. Los siguientes se jugaban en casa y los soviéticos no defraudaron, consiguiendo un oro un tanto devaluado por el boicot. Como todo el mundo sabe, la Unión Soviética decidió no participar en Los Ángeles 84, así que Zaytsev dejó de poder sumar a su palmarés una más que posible medalla. Medalla que sí se adjudicaría en los siguientes, celebrados en Seúl, aunque “sólo” fuera la de plata. Vyatcheslav Zaytsev entró en el Salón de la Fama del volleyball con todo merecimiento en 20013, pues se puede afirmar sin riesgo a equivocarnos que fue uno de los jugadores soviéticos con más talento. Con su compañero Alexander Savin formó una pareja letal. Sus bloqueos eran siempre demoledores. Zaytsev tuvo la suerte de ser contemporáneo de una generación de jugadores soviéticos considerada como “el equipo de oro”, pues ganaron todo lo posible: JJ.OO. Mundiales y Europeos. Trofeos a los que, indudablemente, contribuyó.

El deporte estaba en el ADN de Ivan Zaytsev, según él mismo afirma. No solo por parte de su padre Vyatcheslav, también por la de su madre Irina, que fue una nadadora que llegó a competir. Ivan tiene la suerte o la desgracia de destacar no solo por su indiscutible capacidad como jugador. El hecho de ser indudablemente atractivo le ha convertido en un “chico-póster”, con una recua de fans femeninas que caen a sus pies. Su personal peinado de pelo también le hace destacar. Ivan sale no solo en la prensa deportiva, sino que aparece también en publicaciones como el “Vanity Fair”.

Si decíamos que su padre tuvo la fortuna de coincidir con una generación prodigiosa de jugadores soviéticos, Ivan no lo ha hecho por poco con la italiana, que fue potencia del volley durante los años anteriores al despegue como jugador de Ivan. Aun con todo, ha podido degustar una medalla olímpica –el bronce en Londres 2012- e Ivan aún es joven, así que podría igualar el medallero de su padre. Ivan Zaytsev es considerado uno de los mejores atacantes del mundo y, definitivamente, como uno de esos “hombres-clave” capaz de resolver un partido. Suponemos que sus medallas ganadas para Italia no dejarán de dar satisfacción a su padre Vyatcheslav.

Foto de Getty Images

Foto de Getty Images

Zaitsev_Vyacheslav_3349

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s