CLAUDIA PECHSTEIN, EL FRENAZO DE LA CARRERA MÁS EXITOSA

Cuando la víspera de la clausura de los Juegos de Sochi se iba a celebrar la carrera de patinaje de velocidad femenina de 3000 metros el mundo no sabía si desear que la alemana Claudia Pechstein lograra una nueva medalla olímpica – su décima- o lo contrario. No la logró, a sus 42 años, pero continúa siendo la atleta alemana, hombre o mujer, que más medallas ha logrado en unas Olimpiadas de Invierno, además de ser la primera mujer en ganar una medalla en cinco Olimpiadas de Invierno consecutivas. El historial de esta sargento de policía nacida en Berlín Este en los tiempos en que aún existían dos Alemanias es impresionante y lo sería aún más de no haber sido parada bruscamente por un asunto de sospecha de dopaje.

Claudia, que empezó a patinar a los tres años y ya competía con nueve, apareció en la escena internacional con 16. En el 92 comenzó su exitosa carrera olímpica en Albertville, donde ganó un bronce. A la cita francesa le siguieron un oro y un bronce en Lillehammer 94, un oro y una plata en Nagano 98, dos oros en Salt Lake City 2002 y un oro y una plata en Turín 2006. Siempre en 3000, 5000 metros y con el equipo de persecución. Unido a récords mundiales (el más recordado ocurrió en los Juegos de 2002, en la carrera de los 5000 metros que no le sería arrebatado hasta cinco años más tarde, en esa misma pista), decenas de medallas en los más altos campeonatos internacionales llenan un currículo difícil de superar.

Todo se quebró en febrero de 2009, cuando fue acusada de dopaje en sangre al tener niveles altos de reticulocitos. La patinadora negó en todo momento haberse dopado, alegando una enfermedad hereditaria. Luchó tanto por defender su postura y poder participar en Vancouver 2010 que, en un momento dado, se vino abajo y fantaseó con la idea de suicido.

Su lucha en los tribunales es mítica. Pechtein, a la que se compara con Armstrong, pues fue acusada por evidencias circunstanciales y no por haber fallado en algún control antidopaje y, a diferencia del ciclista americano, nunca fue expropiada de sus marcas y medallas, ha luchado contra la Agencia Anti-Dopaje, el Tribunal Supremo Federal de Suiza y contra todo por defender su inocencia. Incluso en su página web incluye un apartado dedicado en exclusivo a defenderse y que titula “Yo VS ISU”.

El asunto le hizo perder su trabajo como policía. Si en marzo de 2009 consideró lanzarse desde un puente sobre una autopista, en 2010 sufrió un ataque de nervios. Pese a ello, Claudia se entrena patinando más de 4000 kilómetros al año en la pista de hielo, más de 3000 kilómetros en cemento con patines de ruedas y recorre 6 500 kilómetros en bicicleta cada año. De hecho su próximo objetivo es convertirse en olímpica de ciclismo en pista, cerrando un círculo de deportes similares de verano-invierno que sólo los grandes campeones son capaces de completar.

Pechstein se entrena únicamente con hombres, pues considera que el nivel de las mujeres –al menos en su país, Alemania- no le facilita mejorar. La plurimedallista, que ha vivido en primera persona el colapso del régimen de la antigua Alemania del Este, ha declarado que “la mayoría de los patinadores provenientes de Alemania Federal no tienen la actitud que les haría estar preparados a torturarse a sí mismos”, algo que probablemente haya vivido Claudia en sus propias carnes cuando entrenaba en la antigua DDR.

Los que admiraron sus capacidades deportivas y de lucha desearían que Claudia siguiera batiendo récords de medallas en Sochi. Los que sospecharon de ella, probablemente no. El resultado fue que pesaron más los años y la ausencia de competiciones que los kilómetros entrenados. Claudia se fue sin medallas de Sochi, aunque la rozó con un amargo cuarto puesto ¿las conseguirá en unos Juegos de Verano en ciclismo en pista?

pechstein

Actualización: Claudia Pechstein ha logrado que un tribunal alemán anule la sentencia en su contra del TAS. Ahora la ex patinadora exige 4,4 millones de euros por daños y perjuicios. El hecho puede sentar precedente y conseguir que se acabe con la inviolabilidad del TAS.

Nueva actualización: El Tribunal Supremo alemán ha quitado la razón a la patinadora en su reclamación por daños y perjuicios, por lo que no recibirá la cantidad reclamada. Asimismo, a partir de ahora ningún tribunal alemán podrá tratar reclamaciones de deportistas contra la ISU, sino que deberán verse en el TAS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s