TANNI GREY-THOMPSON, ADMIRABLE DENTRO Y FUERA DEL TARTÁN

¿Qué tendrán los atletas paralímpicos que destacan sobremanera sobre cualquier otro? Están hechos de una pasta especial. Superar su situación les hacen ser especiales y su empeño deportivo no se queda en practicar deportes. En ocasiones, como la de la protagonista de nuestra historia de hoy, su dedicación social va mucho más allá.

Tanni Grey-Thomson era una niña galesa que nació con espina bífida. Su nombre real es Carys, pero su hermana la llamaba “tiny” (diminuta, en inglés) y con ese apodo se quedó. Tuvo que empezar a usar silla de ruedas a los siete años. Los profesores de su colegio de Birchgrove la recuerdan como una niña determinada por llevar una vida independiente. Disfrutaba practicando deportes, tales como la natación, el tiro con arco o la hípica. A los 15 años empezó a correr los 100 metros en silla de ruedas en los campeonatos galeses de su edad. Cuatro años más tarde ya conseguía ser olímpica (en Seúl 88) y su carrera como medallista se estrenó con un bronce en los 400 metros.

Imposible abarcar todos los éxitos deportivos de Tanni. Se convirtió en la atleta paralímpica más importante de Gran Bretaña. Sólo en los Juegos Paralímpicos consiguió 16 medallas, once de ellas oros, compitiendo en diversos deportes, como el baloncesto o el atletismo. Su carrera deportiva se extendió hasta 2007, tras haber ganado el maratón de Londres en seis ocasiones, entre otros méritos. Pero aun siendo destacadísimo su palmarés deportivo Tanni ha despuntando tras su retiro deportivo.

A diferencia de muchos otros deportistas, esta galesa ha sido condecorada por decenas –largo sería enumerar la lista- de universidades y es Doctor en Ciencias, entre otros muchos títulos. Su vida universitaria produciría la envidia de muchos. Su labor durante y después de su vida deportiva le ha valido la entrega del título de baronesa. En verdad Grey-Thompson está tan bien considerada en su país que ha sido nombrada como la Personalidad Galesa del deporte en tres ocasiones y la segunda británica, tan solo detrás del mítico Steve Redgrave. Recordemos que ha sido atleta paralímpica, es decir, la repercusión de sus hazañas deportivas están lejos de ser televisadas y comentadas como las de sus colegas sin discapacidades.

Como era de esperar con una personalidad tan arrolladora como la de Tanni, se ha dedicado a la introducción del deporte paralímpico. Lo apoya desde comisiones parlamentarias (forma parte de la Cámara de los Lores) y en su vida diaria. Una prueba del reconocimiento que se le profesa es que fue una de las tres personas elegidas por la Unión Ciclista Internacional para investigar el asunto del dopaje de Lance Armstrong.

Tanni, reconocida en 2013 como una de las mujeres más poderosas del Reino Unido -¿quién lo iba a decir de esa niña que nació con espina bífida?-, es columnista y comentarista en prestigiosos medios de comunicación ingleses. Defiende el deporte femenino contra viento y marea, aunque le haga entrar en polémicas públicas.

Esta deportista, todo un símbolo en su país, es prácticamente desconocida en el resto del mundo. Merece ser reconocida tanto por sus méritos deportivos como por su labor fuera de su carrera de atleta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s